Los nutricionistas piden a Sanidad que respalde el cese de su actividad mientras dure el Estado de Alarma

La falta de seguridad a la hora de preservar la salud de sus pacientes y las de los propios profesionales de la alimentación y no contribuir a la propagación del virus, principales motivos

 

Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana argumentan que el decreto de Medidas Urgentes y Extraordinarias del Gobierno Central, puesto en marcha a consecuencia de la propagación del COVID-19, les obliga a permanecer prestando servicio

 

El Colegio de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) ha solicitado a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, junto a otros colegios profesionales sanitarios como podólogos, ópticos, fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales, el cierre de sus centros y clínicas mientras dure el Estado de Alarma impuesto por el Gobierno Central y que, como mínimo, se alargará hasta el próximo 11 de abril. La razón no es otra que evitar el riesgo de contagio entre pacientes y profesionales, puesto que el trabajo que desempeñan implica el contacto con el paciente y además, no cuentan con material ni equipos de protección como mascarillas o guantes: “en estos momentos no podemos garantizar evitar contribuir a la propagación del coronavirus y, en muchos casos, estamos poniendo en riesgo no solo a personas sanas que están siguiendo un plan dietético sino también a colectivos vulnerables como personas con patologías asociadas tales como diabetes, enfermedades autoinmunes e incluso cáncer, que son parte importante de la población que atendemos”, ha señalado Paula Crespo, presidenta del CODiNuCoVa.

Tal es así que muchos centros de nutrición y clínicas privadas han decidido cerrar a pesar de no estar amparados por el decreto de Medidas Urgentes y Extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 que el Gobierno anunció el pasado 17 de marzo y que deja fuera a los dietistas-nutricionistas del listado de ‘establecimientos de obligado cierre’. “Este Real Decreto indica claramente que nuestros establecimientos pueden permanecer abiertos lo que provoca, además, una indefensión de nuestro colectivo profesional, en su mayoría autónomos, a la hora de acogerse a las medidas que en el ámbito laboral ha determinado el Consejo de Ministros”.

Los dietistas-nutricionistas de la Comunitat Valenciana se han sumado además a la petición nacional que, desde el Consejo General de Colegios Profesionales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN) se ha hecho al Ministerio de Sanidad, junto a otros Consejos de Profesiones Sanitarias.



Deja un comentario