AECC Valencia alerta del incremento de las necesidades psicosociales de los pacientes con cáncer

La entidad ha señalado el fuerte impacto del coronavirus sobre este colectivo: el 34% de los pacientes con cáncer sufrieron ansiedad y depresión durante el confinamiento, un colectivo vulnerable a la crisis económica que se cierne tras la irrupción del COVID-19

Las necesidades de las personas con cáncer y su entorno no han parado de crecer en los últimos años. Solo en 2019, psicólogos y trabajadores sociales de AECC Valencia han realizado cerca de 12.000 atenciones a pacientes y familiares, un 15% más que el año anterior

El perfil mayoritario de la persona atendida por la Asociación es mujer, de entre 50-70 años, con un grado elevado de malestar emocional en la primera visita y en tratamiento activo de su enfermedad

Frente a los 5.000 valencianos que viven el proceso de enfermedad en soledad, AECC Valencia ha incrementado el soporte a pacientes ingresados y sus familiares en 2019, con más de 32.270 visitas a 4.365 personas entre el Hospital Clínico, La Fe y el General

La Asociación también ha reforzado las acciones de prevención y concienciación, con 10.550 jóvenes y adultos informados y cerca de 82.000 personas que hicieron deporte gracias a su circuito de carreras y marchas solidarias RunCáncer

Para hacer frente a la emergencia en cáncer, la entidad destinó 1,3 millones de euros a proyectos de investigación en 2019, un 16% más que el año anterior

Las necesidades de los pacientes valencianos con cáncer y de sus familiares siguen creciendo y más aún ahora, con la crisis del coronavirus. Según el informe ‘Diagnóstico del impacto emocional experimentado por las personas afectadas por cáncer durante la crisis del Covid-19’ elaborado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), una de cada tres de personas con cáncer ha sufrido síntomas de ansiedad y depresión durante el confinamiento, como consecuencia no solo del miedo al contagio sino de otro tipo de preocupaciones como los problemas económicos tras la irrupción de la pandemia. Antes del COVID-19, la Comunitat Valenciana era la cuarta autonomía, por detrás de Andalucía, Cataluña y Comunidad de Madrid, con mayor número de pacientes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad social como consecuencia del diagnóstico del cáncer. Año tras año, la autonomía suma más de 3.000 nuevas personas que lidian con situaciones de desempleo o que cuentan con un salario igual o inferior al mínimo interprofesional, además de la propia batalla contra el cáncer. Tras la crisis sanitaria, se espera que el impacto en el empleo aumente la vulnerabilidad del colectivo.

“El cáncer sigue siendo una emergencia en la Comunitat Valenciana de primer orden que requiere nuestra atención. Actualmente se contabilizan 29.243 nuevos casos en nuestra autonomía cada año, un diagnóstico que acarrea un fuerte impacto en la vida de la persona y en el propio hogar. Solo en 2019, los psicólogos y trabajadores sociales de AECC Valencia realizaron 12.003 atenciones, un 15,4% más con respecto al año anterior”, ha explicado Tomás Trénor, presidente de AECC Valencia, a la luz de los datos de destacados del informe de actividad ‘Las Caras del Cáncer en la Comunitat 2020’.

Acompañamiento integral del paciente con cáncer

Tal y como señala el informe, el perfil mayoritario de la persona atendida por la Asociación es mujer, de entre 50 y 70 años, en tratamiento activo de cáncer y, en concreto, de cáncer de mama. Los especialistas de la entidad destacan el alto grado de malestar emocional en la primera consulta con estos pacientes. “Se estima que un 30% de las personas con cáncer necesita pasar por un acompañamiento para poder adquirir herramientas con las que lidiar con las emociones propias del proceso de enfermedad, como este malestar. Por ello, hemos reforzado este servicio”, afirma el doctor Antonio Llombart, vicepresidente de la entidad. Las atenciones por parte de los psicólogos se han incrementado en los últimos cuatro años un 49% hasta alcanzar las 10.594 en 2019.

Además del malestar emocional, las personas con cáncer que pasan por el servicio de atención social de AECC Valencia suelen estar más preocupadas por hacer frente a gastos como la luz, el agua o la hipoteca que por el propio tratamiento. “El cáncer incrementa los gastos en los hogares entre 100 y 300 euros y disminuye el nivel de ingresos de la unidad familiar, además de la productividad de la propia persona que lo padece. Los pacientes necesitan ayudas económicas y orientación laboral para adaptarse a esta nueva circunstancia. Por ello, en 2019 hemos aumentado un 41% las actuaciones alcanzando las 1.409 en esta área”, afirma el doctor Llombart.

De igual forma, para poder acompañar a las 4.968 personas que viven el proceso oncológico en soledad en la Comunitat Valenciana, AECC también ha incrementado el soporte a los pacientes ingresados en los hospitales de la provincia y a sus familiares. En 2019, los voluntarios de la entidad han apoyado a 4.365 nuevas personas, con 32.277 visitas entre el Hospital Clínico, El Hospital La Fe y el Hospital General.

Prevención e investigación, una respuesta 

Según la Organización Mundial de la Salud, entre el 30% y el 50% de los casos de cáncer se podrían evitar con estilos de vida saludable, lo que implicarían 9.000 millones de euros menos en los costes globales del cáncer en España. Por ello, AECC Valencia apuesta por la concienciación de la población para hacer frente a esta enfermedad desarrollando acciones que fomentan hábitos saludables y un estilo de vida sano, además de informar sobre la importancia de la detección precoz.

En 2019 la entidad logró 126.579 atenciones en este ámbito, con un 18% más de niños y jóvenes informados (8.753), destacando el incremento de las acciones de concienciación sobre los riesgos del alcohol y los programas de deshabituación tabáquica. Además, 81.878 valencianos practicaron deporte a través de su circuito de carreras y marchas solidarias RúnCancer.

También la investigación constituye un eje estratégico para abrir nuevas vías para el abordaje del cáncer y mejorar así las tasas de supervivencia. La entidad destinó 1.307.224 euros en 2019 a proyectos de investigación en cáncer, lo que supone un 16% más que el año anterior. “Esta partida, así como toda la actividad que realiza AECC Valencia para los pacientes y familiares, es posible gracias a las aportaciones de los más de 20.000 socios, las empresas y el apoyo de las Juntas Locales de toda la provincia”, concluye Trénor.



Deja un comentario