Identificar la neumonía: tos con mucosidad, dolor costal, fiebre y dificultad al respirar

La manera de prevenir infección es manteniendo en forma nuestro sistema inmune llevando un estilo de vida saludable cuidando la higiene bucal, lavándose las manos frecuentemente, evitando el consumo de alcohol y tabaco

Se recomienda llamar al médico cuando los primeros síntomas aparecen de manera intensa y especialmente cuando se trata de niños o mayores de 65 años y personas de riesgo por enfermedades respiratorias o que afecten al sistema inmune

 

La llegada de la tercera ola de la pandemia con el número de contagios al alza coincide en un momento del año en que las neumonías son habituales por la bajada de las temperaturas. Por ello, es importarte saber diferenciarla de cualquier otra afección respiratoria como constipados, síntomas leves del contagio de SARS-CoV-2 y hasta la neumonía generada por este mismo virus. Para ello, el Dr. Jose Vicente Grases neumólogo del Hospital de Manises, recuerda que la neumonía es “una infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y que está causada por distintos gérmenes, como bacterias, virus y hongos”.

Para diferenciar esta enfermedad es importante conocer e identificar los primeros síntomas de esta infección respiratoria. “La aparición de fiebre alta con escalofríos, la consecuente afección del estado general, tener tos con mucosidad y el dolor torácico e intercostal sumados a la dificultad para respirar son los primeros síntomas y los más comunes de la neumonía bacteriana”, explica el especialista. Con la aparición de esta sintomatología es importante llamar al medico ya que para su correcto tratamiento será necesaria la exploración y la realización de una radiografía de tórax.

A la hora de prevenir este tipo de afecciones, es importante mantener en forma nuestro sistema inmune. Para ello, el neumólogo del Hospital de Manises recomienda “llevar un estilo de vida saludable cuidando especialmente la higiene bucal. También recomienda lavarse las manos frecuentemente, reducir el consumo de alcohol y evitar el tabaco ya que esto permitirá que nuestro sistema inmunológico responda mejor ante la infección”

Las personas más vulnerables a esta infección son los niños, las personas mayores de 65 años y los pacientes crónicos con enfermedades respiratorias o que debilitan su sistema inmune. Estas personas son el colectivo más débil ante los virus, bacterias y hongos que provocan las infecciones respiratorias de este tipo. Por eso, es importante estar atento a los síntomas presentados para que, cuando se detecten los inicios de esta infección respiratoria, pueda tratarse de manera eficiente”, concluye el Dr. Grases.



Deja una respuesta